Mindfulness at work

El multitasking forma parte de nuestro día a día. A la vez que atendemos a una presentación estamos contestando un email y hablando por teléfono; y pensamos que así somos más productivos. 

Sin embargo, para ser más efectivos y eficientes tenemos que estar concentrados en una sola tarea, para asegurar la calidad de lo que estamos haciendo. Si nos focalizamos en una sola tarea, no sólo mejoramos la calidad sino también, la rapidez en la ejecución. Nuestra mente tiene el hábito de huir del momento presente e irse hacia el pasado o el futuro. A menudo, desconectamos de lo que estamos haciendo en el momento presente y desarrollamos los trabajos de forma rutinaria, sin fijarnos en ellos, como si fuéramos con un piloto automático. Lo mismo nos sucede en nuestras relaciones con los que nos rodean.

¿Quieres saber más sobre MINDFULNESS at work?

 

Joan Kabat-Zinn, profesor de medicina de la Universidad de Massachussets y autor de diversos libros sobre Mindfulness, define el Mindfulness o Atención Plena como:

"Prestar atención al momento presente, de forma deliberada y sin juzgar"

Este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en el momento presente, permitiéndonos concentrarnos en lo que realmente importa de nuestro día a día.

La práctica de Mindfulness fusiona técnicas que provienen de las disciplinas meditativas orientales con protocolos científicos desarrollados por la psicología occidental.


Está demostrado que la práctica de Mindfulness produce cambios permanentes en nuestro cerebro gracias a la neuroplasticidad o capacidad de irse modificando y adaptándose ante impulsos externos.

La incesante corriente de pensamientos que fluye por nuestra mente nos deja muy pocos descansos para estar concentrados. Y dejamos muy poco espacio para simplemente SER, sin tener que correr de aquí para allá, haciendo cosas constantemente.

Al no estar plenamente presentes, es frecuente que nos encontremos más preocupados por lo que ocurrió, o por lo que aún no ha ocurrido, no siendo capaces de apreciar lo que nos ocurre en cada momento.

Y muchas veces nos perdemos lo más valioso del momento...



Desde TraiCo hemos desarrollado un programa que nos permite aplicar algunos ejercicios y prácticas del Mindfulness en el puesto de trabajo, de tal forma que mejora nuestra productividad, reduce nuestro estrés, permite tomar decisiones de una forma mucho más efectiva y mejora nuestras relaciones con compañeros de trabajo. El Mindfulness, por tanto, es una gran herramienta como desarrollo personal y organizacional porque nos permite concentrarnos en lo que realmente importa en nuestro día a día en la empresa, en nuestros clientes (internos y externos), en nuestras relaciones interpersonales y en los objetivos.

Las aplicaciones del Mindfulness en las organizaciones se centran en 3 ámbitos principales:

porque numerosos estudios demuestran que su práctica habitual nos lleva a mejorar:

  • la productividad
  • la actitud positiva
  • las relaciones interpersonales
  • la creatividad y la innovación
  • la resiliencia
  • la toma de decisiones
  • el trabajo en equipo
  • el liderazgo
  • reducción del estrés